Busca tu API

Gastos de la operación

¿Quienes Somos?

Gastos de la operación

Los gastos que conllevan una operación de compraventa.

 

 

GASTOS DE LA OPERACIÓN DE COMPRAVENTA

 

    Además del precio de compra de cualquier tipo de bien  inmueble, deberemos tener en consideración que el hecho mismo de la compraventa acarrea una serie de gastos, los cuales unos serán a cargo de comprador y otros de vendedor. A grandes rasgos los gastos de una compraventa los podemos dividir en dos grupos, los gastos de la compraventa y los gastos de la hipoteca (cuando esta sea necesaria):

 

  • De la compraventa:


- Impuesto de transmisiones patrimoniales: Aplicable en la compra de viviendas de segunda mano. En términos generales asciende a un 7% del precio de venta de la vivienda, aunque este porcentaje puede variar dependiendo de la Comunidad Autónoma donde radique la vivienda. Le corresponde su abono al comprador. Es un impuesto de carácter estatal y se debe de abonar en el momento de la compraventa. Si la vivienda es de nueva construcción no se debe de pagar este impuesto sino el Impuesto sobre el valor Añadido, o I.V.A., que es el 7% del valor de venta del inmueble, también le corresponde su abono al comprador, siendo también de carácter estatal.

 

- Plusvalía: También llamado Impuesto sobre el Incremento del valor de los terrenos de naturaleza urbana. Es un impuesto de carácter municipal, fijando su cuantía los mismos en base a un porcentaje aplicable a la diferencia entre el valor de venta del inmueble (es decir nuestra compra), y el valor de venta de la ultima transmisión. Por ley le corresponde su abono al vendedor, que es el que se beneficia de ese teórico incremento monetario. Se debe de abonar en un plazo de 30 días desde la compraventa.

 

- Notario: Son los honorarios que aplica el fedatario público por su intervención en la escritura de compraventa. Dichas tarifas son llamadas aranceles notariales y son las mismas para todos los notarios pertenecientes a un mismo colegio notarial para los mismos supuestos. Los gastos de la escritura matriz, es decir la que queda en posesión del notario en sus archivos o protocolos, debería ser abonada por el vendedor, y la primera y sucesivas copias expedidas deberían ser abonadas por el comprador, aunque lo normal es que esto también se negocie entre las partes de la compraventa. Estos gastos se deben de abonar en el momento del otorgamiento de la escritura. 

 

- Registro de la propiedad: Son los aranceles registrales que deberemos abonar por la inscripción de la compraventa en el registro de la propiedad, ya que cualquier actividad registral lleva consigo la intervención del Registrador de la Propiedad. Al igual que los notarios esos aranceles registrales vienen determinados por ley, siendo por tanto iguales para todos los registradores de un mismo ámbito territorial para los mismos supuestos. Estos gastos debe de abonarlos la parte compradora en el momento de la inscripción en el registro.

 

- Gestoría: Son gastos producidos por la labor profesional correspondiente a los Gestores Administrativos (tramitación de escrituras, liquidación de impuestos, inscripción en el Registro, etc). Su abono corresponderá a quien acuerden las partes, aunque lo normal es su abono por parte del comprador.

 

- Agente de la Propiedad Inmobiliaria: Son los honorarios profesionales que recibe el API por toda la gestión de la intermediación, y pueden variar según los Colegios de cada Comunidad Autónoma. Los honorarios de todas las profesiones son libres por ley, el Real Decreto-Ley 5/96 de 7 de junio, sobre  “medidas liberalizadoras en Materia de Suelo y Colegios Profesionales”, modifica la Ley de Colegios Profesionales núm. 2/74 de 13 de febrero, especialmente en su art. 5, en el sentido de liberalizar o dejar libres los pactos sobre honorarios de todas las profesiones, y solamente en el caso de no haberlos convenido, los Colegios podrán aprobar honorarios con carácter meramente orientativo. En este Colegio las Normas reguladoras con carácter orientativo de los honorarios profesionales de los Agentes de la Propiedad Inmobiliaria del Colegio Oficial de Aragón, fueron aprobadas en Junta de Gobierno de del 12 de abril de 2007, y son las que rigen en la actualidad, puede consultarlas en esta web.

 

  • De la hipoteca:


    A diferencia de los gastos producidos por la compraventa, estos gastos deberá abonarlos íntegramente el prestatario, es decir los que van a solicitar un préstamo a una entidad financiera, y la negociación, aunque posible, la gran mayoría de la veces es inútil, ya que estas entidades financieras imponen sus condiciones contractuales para conceder los prestamos hipotecarios. Aquí tendremos unos gastos que ya nos serán conocidos, como notario y registro, y otros que son exclusivos de las entidades financieras que nos van a prestar el dinero, como es la tasación y la comisión de apertura. Veámoslos:

 

- Impuesto sobre actos jurídicos documentados: Es un impuesto que se debe de pagar siempre que suscribe un documento "notarial " con cuantía económica e inscribible. Su cuantía es del 0,5% del valor de la responsabilidad hipotecaria, es decir del valor de la deuda posible que podamos contraer con el prestamista ante un impago. Actualmente es un impuesto que esta siento transmitido a las CC.AA. por parte del Estado, por lo que dependerá de la ubicación del bien inmueble para saber si es de carácter estatal o autonómico. En el caso concreto de los bienes inmuebles situados en la Comunidad Autónoma de Madrid, es de carácter autonómico, y deba de abonarse por el prestatario antes de la inscripción del documento notarial en el registro de la propiedad.

 

- Notario: Igual que en los gastos de la compraventa. Aquí la cuantía se calcula en función de una escala aplicada a la responsabilidad hipotecaria. Lo debe de pagar el prestatario en el momento de la firma de la escritura publica del préstamo hipotecario.

 

- Registro: Básicamente es lo mismo que en el caso de los gastos generados por la compraventa. Debe de ser abonado por el prestatario.

 

- Comisión de apertura: Son los gastos generados a la entidad financiera por el estudio, gestión y formalización del préstamo hipotecario. Su cuantía variable dependiendo de la entidad que vaya a prestarnos el dinero. Deberá de abonarlo el prestatario a la entidad financiera.

 

- Tasación: Es lo que cobra las sociedades de tasación de inmuebles por determinar cual es el valor de un inmueble a efectos de las garantías de prestación de la hipoteca, es un tramite indispensable para la concesión de un préstamo hipotecario. Su cuantía es variable dependiendo del tipo de inmueble, sus características y la empresa de tasación concreta. Deberá pagarlo el prestatario a la entidad financiera, la cual posteriormente abonara a la empresa de tasación.

 

 

 

Volver

Orix Systems, SLNovania

Colegio Oficial de Agentes de la Propiedad Inmobiliaria de Aragón y Soria
C/ Verónica, 1, local (entrada por San Andrés)
50001 Zaragoza - Tfno: 976391692 - Fax: 976396358
info@copiaragon.es

Esta web utiliza cookies, puedes ver nuestra política de cookies, aquí. Si continuas navegando estás aceptándola
Política de cookies +